Imagen fotonoticia

El rejoneador navarro cortó una oreja al sexto toro de la corrida. Tarde pasada por agua, Miguel Abellán y Gustavo Zúñiga completaron el cartel.

Las nubes negras que se posaron sobre Cali trajeron un fuerte chaparrón que a punto estuvo por amenazar la tarde, pero no fue obstáculo para que la afición se hiciera presente y ocupara dos tercios del aforo de la plaza.

Con media hora de retraso los toreros hicieron el paseíllo con la ilusión de conquistar un triunfo. El español Miguel Abellán, el colombiano Gustavo Zúñiga y Pablo Hermoso de Mendoza, se marcharon caminando, como llegaron. La oreja del rejoneador navarro, en el sexto, fue la única de una tarde con poca historia, y por el contrario, con muchas adversidades.

Las mayores emociones del festejo llegaron precisamente en el último capítulo. Hermoso de Mendoza, la gran estrella del cartel, había quedado en deuda en su primer turno, quizás por eso se vio obligado a poner toda la carne en el asador en el sexto, un noble toro de Las Ventas del Espíritu Santo, al que prácticamente hipnotizó con sus caballos. Esos momentos en los que el toro parecía cocido a la grupa de los caballos, persiguiéndolos por todo el ruedo, fueron los más emotivos de su faena. Con las banderillas cortas el público se levantó de sus asientos. De haber acertado con el rejón de muerte, es probable que el navarro se hubiera ido a hombros, por eso el premio se redujo a la solitaria oreja con la que culminó la tarde.

Miguel Abellán, viejo conocido de Cañaveralejo, volvió a Cali. Ya no como el niño que entusiasmaba al público juvenil, sino con un torero serio y maduro. Para su regreso vistió el blanco y plata que lo ha hecho mundialmente famoso, y volvió a dejar muestras de la calidad de su toreo. En el que abrió el festejo consiguió tres series que arrancaron los primeros oles de la tarde, y despertó a los músicos que se levantaron a tocar.

Con el cuarto, Abellán recurrió al alarde de torear de rodillas, en el centro del ruedo.

Para Gustavo Zúñiga la tarde significaba su debut en una feria de Cali, un compromiso que, tal como lo comprobó, nada fácil de resolver. Fue un auténtico examen que quiso resolverlo con muy buena voluntad.

Cali, Plaza de toros de Cañaveralejo
Martes 27 de diciembre de 2016
Tercera corrida
Cuatro toros de Achury Viejo (1°, 2°, 4° y 5°) y dos toros de Las Ventas del Espíritu Santo (3° y 6°).
Miguel Abellán: Vuelta al ruedo y un aviso
Gustavo Zúñiga: Un aviso y silencio
Pablo Hermoso de Mendoza: silencio y una oreja y la incesante lluvia amenazó


Positivo balance en Feria de Cali

Positivo balance en Feria de Cali. “En cuanto a estadísticas,…

Los mejores de la Feria Taurina

Los mejores de la Feria Taurina. La Sociedad Plaza de Toros de…

La Vieja Guardia en la Feria de Cali

La Vieja Guardia en la Feria de Cali. Este evento tradicional de…

Corregimientos disfrutan la Feria

Corregimientos disfrutan de la Feria de Cali. Un reconocimiento a los habitantes…

Festival Vértigo,  éxito en la Feria

El Festival Vértigo fue éxito en la Feria de Cali. Las competencias…